Search
  • Mari

A veces, se empieza mejor con el final

Y bueno, claro, ¿qué tiene de malo empezar hablando del final? Creo que es la forma en la que se puede mitigar el dolor. Ya saben.. por eso que te causa que se te contraiga estómago y te obligue a aprender nuevamente a respirar.


Empezaré por el final, ya que ese “punto y aparte” que había dejado su ausencia, sí, el mismo que ya tomó forma de punto y final. Así, sin más. Sin menos que un pretexto injustificado, sin más que una realidad paralela y ambigua.


La vida tiene tantos finales.. Unos deseados, otros temidos, otros tremendamente trágicos o dolorosos y otros que simplemente nos dan igual. Pero siempre hay finales que marcan diferencia... Un final que eleva el punto de equilibrio y ocasiona una movida repentina en la demanda de sentimientos de nuestro sistema, como lo hace el famoso “efecto rachett”.


Un final que suele matar las fibras ópticas que tenemos por el alma. Un “era” y un “soy” que enmarca como fotografía nuestra alma. A veces, ese final se supone la pérdida de nuestra razón que ya bordea a la locura, perdiendo el sentido de cordura, de la realidad y de vivir.

Pasamos de ser seres felices a ser seres expuestos a un vacío tremendo, con ganas repentinas de desaparecer, con cero ganas de volver a empezar y un “lo volveré a intentar alguna vez” que retumba como burla en la cabeza. Al llegar a este punto solo queda de dos sopas, o seguir marchitándonos el organismo, perennes, muriendo mientras vivimos o podemos seguir adelante.... Con lo poco o mucho que tengamos, como sea pero seguir adelante.


No estoy segura pero por mis experiencias pasadas solo puedo decir que este final…. Este final que marca un antes y un después de tu vida solamente es el principio de una nueva etapa. Una etapa DIFERENTE. Una etapa en la que el corazón prácticamente tiene que volver a aprender a caminar. Una nueva etapa en la que enfrentaremos el temor de las primeras veces, de creer, de ver, de confiar, y de entregar tus sentimientos nuevamente en un segundo. Una etapa en la que volverás a lidiar con la tristeza y la ausencia.


Pero bueno, sin darte cuenta y más rápido de lo que piensas, volverás a respirar. Volverás a sentir que los pulmones se llenan de aire limpio y que ese sabor amargo ya desapareció de tu paladar.


Y solo cuando el calor del sol vuelva a permitirte desarmar tu organismo, afectando cada uno de tus poros, creando un nuevo lazo especial con alguien, solo en ese momento, sentirás, que hiciste lo correcto...

17 views

Recent Posts

See All

Com-pro-mi-so

¿Hace cuánto realmente no te comprometes? Y eso, no hablo de ese compromiso que solemos hacer con un tercero o tercera. Ni con una nueva posición del trabajo, ni con un anillo que a veces al mirarlo h

©2020 by De aquí a la luna.