Search
  • Mari

Lo que importa y lo que no.

En la vida aprendes que todo, absolutamente todo, pasa por alguna razón. Que nada es coincidencia o casualidad y que lo que en algún momento te hizo madurar a través del sufrimiento, hoy te hace quien eres. Y que por más que te cueste aceptarlo, volverías a cometer los mismos errores una y otra vez sólo para tener los mismos recuerdos que hoy tienes de tantas personas que se han cruzado en este camino que llamamos vida.


El tiempo pasa, y vas entendiendo que no se le puede cuestionar al tiempo, que realmente es el único capaz de curar lo que creemos incurable... Aunque a veces el proceso sea un poco más lento de lo que nos gustaría.


Al fin comprendes que enamorarse de nuevo siempre merece la pena y que el miedo que aparece por no querer salir herido no se compara con lo que pudieses ganar si sale bien. Entiendes que puedes encontrar lo especial en quien nunca te fijaste o se te hacía "común" y que existe un amor desmedido en las personas que se permiten querer sin condiciones.


Te das cuenta que no existe una red social más eficiente que tener una mesa rodeada de amigos, los mismos que seguro escogiste bien y en su momento sabrán aconsejarte, guiándote por el camino correcto y directo a tus metas. Hasta te das cuenta de que no existe una cantidad de likes, favs, o reacción que pueda definir lo que sientes por ellos.


Aprendes que la familia es lo que más se valora, se respeta y se protege sobre todas las cosas. Que no hay cosa más pura que el amor que te tienen tus padres y que precisamente ellos, son los punticos que no se irán ni permitirás que te sientas solo sin importar todas las metidas de pata.


También aprendes a valorar esos pequeños instantes de felicidad.... El olor  a pintura recién abierta, a un libro acabado de comprar, al frío de los aeropuertos, el viento fuerte que sacude tu pelo, la sensación de sábanas recién cambiadas, arena en los pies, una vieja foto que encuentras limpiando y guardando cajas, el olor de las galletas recién hechas y ese abrazo de buenas noches.


Y es ahí, justo ahí cuando aprendes que cuidar lo que te rodea y los pequeños detalles debe ser tu prioridad, aprendes a decir “NO”cuando no merece la pena luchar por un “”. A dar tu opinión sin buscar que nadie la comparta o la apoye… Que no todo es blanco o negro y que la escala de grises puede convertirse en tu mejor aliada para comprender la vida. Que hay momentos que jamás podrás comprar o alquilarlos y que la gente a la que quieres es lo más preciado que jamás podrás tener aunque estén a la distancia.


Esos, precisamente esos, son los detalles que importan.

17 views

©2020 by De aquí a la luna.