Search
  • Mari

¿Será que nos dejaremos joder toda la vida?


Ufff, difícil esto de vivir año tras año, ¿no? Y es que al parecer los cumpleaños no solamente suman en años... Para algunos suman en canas, en kilogramos, en problemas.. o quizás más bien es la suma de todos las responsabilidades mal gestionadas que se van acumulando año tras año.


Nadie nos avisó que esto iba a ser fácil y si te lo dijeron, sorry, esa persona te mintió. O bueno, realmente no, porque sobre la vida no hay nada escrito, solo unos cuantos refranes y cuentos de Disney que nos hacían desde chiquitos (and yes, I'm a Disney fan). Historias y relatos con tonterías que llenan nuestras cabezas de pajaritos atrapados en jaulas con miedo de salir. ¿Miedo? ¿Miedo a qué? ¿No debería dar más miedo quedarse así?Atrapado..aguantando lo que no se puede aguantar, una pareja que no quieres o perseguir una que simplemente te rechaza..


No, definitivamente nadie dijo que esto sería fácil pero... vamos, no puede ser tan difícil.


Cada vez tengo más claro que nosotros, los humanos, entre muchas otras cosas, somos la especie más masoquista del planeta. Bueno, quizás de la galaxia completa.


Nos rompen el corazón en trocitos una y mil veces. ¿Por qué? Porque nos encanta y amamos las relaciones destructivas, esas relaciones vacías y creemos en esos amores a los que le hace falta cada una de sus letras, empeñándonos en enamorarnos de quien precisamente no debemos. O bueno, traducido y más directo: nos enamoramos de quién no nos quiere y no nos hace feliz. Porque no entendemos que el amor y el deber son cosas que no pueden coexistir de ninguna forma.


Muchas veces hasta nos hacemos los tontos.. ¿Acaso hemos visto a algún perrito llorar porque una perrita no lo quiere? Y no va por la línea de que los animales no tienen sentimientos.... porque ahí estamos nosotros, tanto hombres como mujeres con total disposición de querer amar lo verdaderamente utópico, a perdonar lo que es evidentemente imperdonable, a llorar hasta quedarnos secos y a poner nuestras vidas en manos de otra persona que no lo merece, porque tu vida es tuya, y solamente tuya. Por lo que nadie más debería gestionarla, sentirla o vivirla.. No confundas lo bonito que es el amor con todos esos sentimientos que te hacen sentir que no perteneces a un lugar. No lo confundas con esos pretextos inexcusables que te intentan hacer creer que lo tóxico o lo que no puede crecer nace de ti.


Así nos va... Y es que se nos pasa la vida, viviendo como vivimos. Amargados y amargadas, cansados y dibujando al amor como una total desgracia. Y no, no lo es, lo que es definitivamente una desgracia es querer como nos queremos, es amar como nos amamos y es pensar y sentir que eso, es amor. Cuando dejas que la misma persona te rompa el corazón por segunda vez y te maltrate, jódete (una disculpa por grosera) pero es que ahí, la culpa es toda tuya. La primera vez tú no sabías que él o ella era de esa manera pero ya la segunda, sí. Y mejor no hablemos de una tercera, o una cuarta.


Nos encanta tropezarnos con la misma piedra y quedarnos en el lugar donde precisamente, no somos bienvenidos. Sí, NOS ENCANTA. ¡A todos! Incluso, somos tan tercos, que reconocemos que algo no nos conviene pero no importa, ahí seguimos.. Valientes, intentando vencer esa roca que alguien nos puso en el camino. Somos tan ridículos que nos encanta hacernos los ciegos para terminar jodidos. Porque solos, decidimos enamorarnos de esa piedra. Empecinarnos con ella. Lo fácil (siempre se me olvida) es echarle la culpa a los demás. Es creer que la otra parte tiene la culpa y tú, vives en una omisión permanente de fallo. Creemos que la verdadera perfección es no cometer errores y el mayor error de nuestra vidas, es sin dudas, vivir sin querer equivocarnos.... ¡Y qué error cómo pensamos!


Usamos pretextos que sabemos que nos causan dolor, lágrimas y una injusticia desmedida que nos roba, que nos hace estúpidos, que merma nuestras ganas y arrebata sueños. Y NOS JODEMOS.


Nos jodemos por abandonarnos de esta manera y por habernos creído que no valemos nada. Porque la realidad es que SÍ valemos y no necesitamos ir a un got talent para que nos den un sí o una equis.


Y bueno, en resumen, y si es que llegaste hasta aquí, este es mi consejo...


Si esa chica, ese chico, o la misma vida no te da el sí..

Date tú el sí todos los días.

Deja de maltratarte, de joderte y desperdiciar tu vida.

De lamentarte por lo que fue y ya no es o de lo que pensaste que iba a ser y no fue porque precisamente quizás mientras fue siendo, nunca fue lo que creíste.

No esperes a que se vaya de tu vida esa persona, aprende a irte tú.


Y si no puedes dejarte de joder, al menos trata de dejar de hacerte la vida imposible..





16 views

©2020 by De aquí a la luna.